viernes, 27 de agosto de 2010

ALERGIAS

Una de las plagas de la población moderna, son las alergias.
La sanidad oficial no identifica perfectamente las causas de las alergias y sólo receta tratamientos sintomáticos.
La Macrobiótica reconoce las causas principales de las alergias y ofrece recomendaciones que las evitan. Evitando las causas, las alergias desaparecen como por arte de magia.
Una vez más las alergias están en un modo de pensar, de comer y de estilo de vida desequilibrado y erróneo.

El modo de pensar equivocado es adquirido con la relación con seres con esos modos de pensar erróneos.Están en todos lados, nuestra familia, amigos, escuela, etc.
El antídoto contra este grave problema de creernos que lo que pensamos es correcto porque lo piensa la mayoría de nuestro entorno lo ponen los que chocan con nuestro modo automático de pensar...Nuestros enemigos, los cuales ven lo que nosotros no vemos, por lo tanto hay que amar al enemigo, como decía Jesús y enseñan los sabios de todas las filosofías, religiones y culturas. Esto incluye amar a las alergias, pues es un mensaje de nuestro cuerpo y de nuestra naturaleza que reacciona a nuestro maltrato.
Si vemos a la naturaleza y a nuestro cuerpo como enemigos a los que hay que subyugar en vez de comprender sus leyes de funcionamiento y tratar de vivir en armonía con ellas... Si vemos la vida así, como mucha gente, estamos equivocados. En ese caso erróneo tenemos asumida la subjetividad del miedo y el miedo va de la mano de la ignorancia y dogmas reactivos... los de la "guerra preventiva" ... Si hay peligro de incendios "cortamos todos los árboles".. Amigdalitis?.. !a cortar¡ Apendicitis? ¡A cortar!.. Fiebre? ¡A cortar con química! ... Por lo tanto, el primer paso fundamental es reconocer nuestra ignorancia y verificar si los dogmas que hemos seguido como verdades sólidas son tales. No es responsabilidad de los demás.. de la madre, de la escuela, los médicos, los medios de comunicación, etc. Es responsabilidad de cada cual creer mecánicamente o no creer así y reflexionar hasta que se acaba la duda.

Los principales agentes en la dieta moderna que producen alergias son los productos lácteos junto con todas las sustancias químicas que llevan los alimentos en conserva, refinados, enriquecidos, etc. que el cuerpo no asimila.
Todas las sustancias que al cuerpo le resultan extrañas son los llamados antígenos.
En condiciones de salud normal, estas sustancias se van al evacuar.
En la dieta moderna carente de fibras y rica en proteínas y grasas, no excretamos con regularidad (estreñimiento por falta de fibra, retención de líquidos por atasco de riñones por sangre sucia y pegajosa, etc.).
Cuando estas sustancias no se han excretado normalmente, lo correcto es que haya diarrea, o cualquier reacción extra de las mucosas intestinales para expulsarlas. En caso contrario se empiezan a podrir en los intestinos o traspasan sus paredes yendo a parar al riego sanguíneo, adonde nunca tendrían que haber accedido.
Esto produce todo tipo de reacciones alérgicas en el resto del cuerpo, principalmente a nivel respiratorio y de erupciones en la piel, ya que los pulmones y la piel, junto con los senos nasales, los oídos, la vagina , las lágrimas, y en general todos los órganos conectados directamente con el exterior, son vehículos de descarga extras.
Por lo tanto, las alergias no son nada malo, sino meramente una reacción correcta de nuestra naturaleza a algo que estamos haciendo mal con tozudez ignorante. No hay que atacar las alergias, sino nuestra ignorancia. Que los médicos no sepan reconocer esto (mal de muchos, consuelo de tontos) no ayuda.

TRATAMIENTO
El objetivo primero ha de ser regularizar la correcta función intestinal, digestiva, hepática y renal.
Para ello hay que evitar todos los productos carentes de fibra y que producen mocos, tales como los lácteos, las harinas refinadas, el azúcar y en general todo lo que la macrobiótica recomienda evitar o reducir.

Por el contrario, para regularizar la función digestiva y excretora será necesario incorporar y aumentar el consumo de cereales integrales, verduras locales y productos con fermentos “buenos” como choucroute, miso, tamari, etc.…..En general la dieta macro standard.

Dentro de los específicos, es recomendable tomar “KUZU” con “umeboshi”. También sopas de miso con algas marinas, por su gran poder de limpiar y regenerar tejidos.

Otros tratamientos que pueden ayudar son las compresas calientes sobre el vientre y ejercicio físico para activar la eliminación de tóxicos. También bañar la piel con agua de hojas de DAIKON o nabo secas para facilitar la descarga por la piel en vez de aplicar pomadas con corticoides.

Dentro de los productos de consumo más corriente que desencadenan condiciones de alergias, son especialmente nocivos la leche homogeneizada. En este proceso, las moléculas de leche de vaca se rompe en minúsculas partículas que traspasan fácilmente las paredes intestinales.
Entre estos productos que pasan y no deberían pasar está, según el Dr. Kurt Oster, una enzima llamada Xantina Oxidasa que se encuentra entre la grasa y favorece la ruptura de proteínas. Su paso a la sangre daña los tejidos de las arterias y venas siendo estas heridas protegidas con depósitos de calcio, colesterol y fibrina (como una escayola), favoreciendo la rigidez de esos vasos sanguíneos ( Enfermedad llamada aterosclerosis).
Otro producto que se consume alegremente hoy día son los helados, que añaden a su composición tóxica de los lácteos animales, azúcar y grasas, el efecto de enfriar el cuerpo por dentro y retardar el metabolismo con lo que bloqueamos la eliminación de tóxicos.

Otro serían los antibióticos que destruyen la flora intestinal y con ello las defensas del organismo, y en general todo tipo de drogas, medicamentos y productos altamente expansivos, enfriadores, acidificantes que abundan en la dieta moderna.
La flora intestinal se altera también con el consumo de proteínas animales, produciendo la proliferación de microorganismos de la familia de los “pudridores“.

Las mismas recomendaciones para las alergias, se pueden aplicar al asma, psoriasis, espinillas, otitis, sinusitis, faringitis, obesidad, acné, caspa, etc. con algunas variaciones en cuanto al volumen y la proporción de líquidos y de comida a ingerir y el énfasis en un tipo de específico u otro para cada caso.

Cuando viví en Formentera con mi familia, teníamos una amiga americana muy lista,educada y puesta a la última de todo. No en vano era de California. Era también maestra de yoga. Sin embargo no tenía ni idea y ni siquiera se preguntaba si podía curarse de una alergia que le hacía comportarse de un modo paranoico con casi todo… Todo le atacaba desde los 14 años hasta sus lindos 28.
Comía vegetariano con lácteos, chocolate, azucar... El yoga tradicional recomienda no comer carne, pero no se mete con cosas que no existían antiguamente. Nunca se le ocurrió relacionar su alergia con lo que comia.
En aquella época, en Formentera, todos los raros pacíficos de la isla eramos amigos.. Artistas más o menos hippies, unos del tai-chi, otros de yoga... Mi casa se convirtió en el comerdor de todos, como suele ser normal adonde hay un macrobiótico o una familia macro.
Nuestra amiga americana se apuntó a comer cada día en casa hasta nuevo aviso. Comiendo la comida macro vulgar de cada día y sin ningún tratamiento especial, al cabo de unas semanas se dio cuenta de que tenía tranquilamente el gato sobre las piernas y que estaba en el cuarto en el que limpiábamos el polvo, lo cual, normalmente, le hubiera hecho ponerse histérica y salir despavorida.
Aunque siempre se mostraba como alguien superior,(Con un problema que no se resolvía, no solo solucionó su alergia, si no que se volvió más humilde y mejoró muchísimo su arte como maestra de yoga a lo que añadió el Trance Dance, muy apropiado para el ambiente de Ibiza. Tuvo un bebé y otras aventuras que no vienen al caso.

Otro caso que no viene al caso, de los que se apuntaron a comer en casa, es el de un artista de mímica vasco que había estado entrenandose con los comandos de ETA tiempo atrás. Era un tipo superextremo, de cariñoso a violento. Se fué centrando y tranquilizando con la comida de casa y el ambiente y actividades de amigos tranquilos y amables (tai chi- yoga, teatro, etc.).. A los pocos meses se rapó como un monje budista y a los dos años de fué a Japón, a un monasterio Zen. Me gustaría saber de su vida actual, 25 años después.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada